Entradas

Nosotras, Andalucía.

Imagen
La historia del pueblo andaluz es la historia de la mortificación de un pueblo castigado por unos señoritos que utilizaban sus políticas caciquiles contra unos jornaleros sometidos con el único propósito de poder llevarse un trozo de pan a la boca. A pesar de ser un pueblo luchador, siempre han denigrado y desprestigiando todo lo que brotaba de nuestras tierras. Este tratamiento al que hemos estado sometidos durante siglos se justifica entorno a unos tópicos y prejuicios que intentan aducir el atraso económico provocado por la difamación de todos aquellos que nos veían únicamente como un lugar de “risas y panderetas”, de siestas, pereza y analfabetos. Sin embargo, estos tópicos interesados, nada tienen que ver con la verdadera Andalucía, la Andalucía que conozco, la de mis padres y abuelos. Esta andalucía es la formada por un pueblo que ruge y lucha por su futuro, sin dejar que lo pisoteen. Para apreciar esto, tan solo hay que observar el desarrollo histórico-social, tanto d…

La juventud siempre empuja, pese a las dificultades.

Imagen
El alumnado de segundo de bachillerato de Andalucía está indignado. Este año es un año difícil; pero ser “joven LOMCE” lo es mucho más. Los decretos a última hora, las preguntas sin resolver, las modificaciones elaboradas de prisa y corriendo y la desinformación sobre los modelos de exámenes al profesorado, han hecho de este año un camino mucho más arduo, dejando a toda una generación al borde de la desesperación. El examen de Historia de España de la PBAU ha sido el que más problemas ha causado. Nuevo modelo de examen, aumento del temario y una incertidumbre sobre qué y cómo serían las temidas “preguntas cortas”. Finalmente, contra todo pronóstico, nos hemos tenido que examinar del único tema que, normalmente, se obvia a final de curso: los gobiernos democráticos desde 1979 hasta el año 2000. Parece que nada está jugando a nuestro favor en este año donde nosotros somos simples e deshumanizados conejillos de india. Si querían ver como el alumnado se comporta en situaciones límites,…

Universos y lunares.

Imagen
Pecaría de típica al decir que en sus ojos custodiaba todos los mares del mundo. Tampoco mentiría si lo afirmase; pero, más bien formaban, junto con sus lunares, una galaxia.          “Las personas somos mundos o universos, dependiendo del número de lunares”, dijo. De este modo, él era el cosmos dónde disiparse; estrellas polares del conocimiento; constelaciones de música y firmamento de revoluciones.          Con él contradije la infinitud del espacio descubriendo que sus límites tenían forma triangular: el lunar de su ojo izquierdo, él de su boca y la succión de la cordura en el agujero negro de su cuello.

Isabel Serrano Durán

Asesinato poético.

He sentido lo que es ser musa. Es apasionante. Pero, también conozco el papel que juegan en la cabeza del autor. Llegan, revolucionan y mueren. Todas acaban sepultadas entre versos olvidados. La inspiración siempre huye, o la destierran, y se renueva; buscando vientos lozanos. He sentido lo que es ser musa, sí; también lo he odiado. Pues todas las musas mueren. Y yo, como todas: soy una musa muerta.
Isabel Serrano Durán

Laberinto de Creta.

Imagen
Dédalo era un arquitecto e inventor muy hábil, habitante de Atenas. Su arte lo aprendió de la misma Atenea. Construyó el laberinto de Creta. Se casó con Ariadna y tuvo dos hijos, uno de ellos se llamaba Ícaro. Dédalo tenía un sobrino, Talos, que era su discípulo, que gozaba del don de la creación. Pronto comenzó a ser más inteligente que el mismo maestro, por lo que, en un arrebato de envidia, Dédalo, empujó desde lo alto del tejado del Acrópolis a Talos, matándolo. Evitando ser castigado por los atenienses, huyeron de la isla de Creta, donde el rey Minos le entregó muchos trabajos. Pasifae, esposa del rey Minos, debido a la venganza del rey Poseidón sobre su marido, se enamoró de un toro. Fruto de este amor nació el Minotauro. Uno de los trabajos ordenados por el rey Minos a Dédalo y a Ícaro fue la construcción de un laberinto, del que no se pudiese salir, para enterrar al Minotauro. Minos, para que nadie supiese la salida, también encerró a sus constructores. Padre e hijo, desespera…

Miedos entre los versos.

Imagen
Me gusta observarlo mientras dibuja versos en el papel. Despacio, pero con ritmo, hace bailar el bolígrafo entre sus dedos, tatuando un trazo firme, cimbreante y colmado; lleno, repleto, rebosante.
Rebosante de fantasmas, secretos, amores clavados y trozos de un alma rota que va arrancándose, creando una estela de esquilas, a medida que avanzan sus movimientos. Se despedaza y se desnuda entre líneas. Así: leyéndolo; es la única forma que puedo verlo puro, sin designios; en esencia.


Isabel Serrano Durán

España de mi vida y de mi muerte.

Imagen
España de mi vida España de mi muerte
España cobarde, sumisa España ignorante.
País de mis amores Guiados por la libertad.
País de mis dolores Con heridas sin cicatrizar.
No me llores patria mía.
Los jóvenes llegaremos a tus entrañas quitando las astillas enterradas.
Brindaremos por la vida maldiciendo a los fascistas.
Bailaremos sobre sus tumbas y en el campo nacerán flores rojas             moradas                         amarillas.
España que rebrota. España valiente.
España de mi vida. España de mi muerte.

Isabel Serrano Duran.